Un Cook & Shoot

(Fotos probando el Huawei Mate 10 Pro días antes del curso...no han sido editadas)

Hace unos días recibí por parte de Huawei la misión de crear un entrenamiento para el uso de la cámara del móvil “Huawei Mate 10 Pro”.  La idea era enseñar a los participantes,  medios y periodistas, las virtudes del Mate 10 Pro, en vivo y a todo color. Todo esto bajo el formato de un reto abierto, al cual llamaron “Huawei Foodie Photo Challenge”.  El “Challenge” consiste en retar a los participantes en usar su móvil, tomar una foto y luego hacer la misma toma con el Mate 10 Pro y comparar.  Me pareció sumamente interesante la mecánica y la confianza del fabricante con respecto a su equipo.  Están orgullosos de su performance y con justa razón…me costo entregarlo y el no encariñarme con el equipo (pues me tocaba desarrollar ejercicios y retos con el móvil, necesitaba tener uno previo al evento ;)).

En lugar de la habitual rueda de prensa, el formato era un curso de cocina, dónde los participantes aprenderían a realizar recetas de desayuno y a su vez toman fotos del proceso y su presentación final.  Es por ello que llamé a mi presentación: “Cook & Shoot”.  Había realizado entrenamientos y cursos anteriormente en el uso de cámaras de móviles, pero nunca a un grupo de medios y periodistas, estaba un poco nervioso la verdad.

 

 

El formato del workshop fue a través de ejercicios y demostraciones de las capacidades del equipo y como aplicarlas.  La verdad, con la tecnología de reconocimientos inteligente, hacer las tomas era más fácil, pues el equipo tiene la habilidad de “saber” si el lo que está frente a la cámara es comida, un paisaje, una flor ó si es simplemente follaje.  Al tener este “conocimiento” del objeto o la escena, el móvil configura distintos parámetros (color, contraste, nitidez, entre otros)  mejorando la imagen resultante.  No pensé que fuera tan efectivo, pero si lo es.  Hice pruebas con distintas imágenes en la computadora, impresas y escenas en vivo… siempre, como decimos en buen panameño: “la pegaba”.  Yo mismo hice el challenge con mi Huawei actual y bueno, mejor que no me encariñe con el móvil prestado.

Me divertí mucho el día del evento.  Sentí muy buena vibra por parte del grupo, y nuestro anfitrión Alonso Williams de Mise en Place,  quien es un “showman”: fue sumamente divertido dictando clases de cocina.  Los sentí muy atentos y con ganas de realizar los distintos retos que preparamos para ese día.  Y de paso, la comida quedó rica.  A diferencia de los workshops con cámara, los de móvil en mi opinión son más didácticos, pues eliminas la parte “técnica” y te enfocas en los conceptos.  Estos conceptos funcionan para realizar imágenes en cualquier dispositivo, sea un móvil, cámara DSLR, mirrorles o rollo, son conceptos, no técnicas.  Al final del evento, luego de llenarnos…ehm.. más bien deleitarnos con el desayuno preparado por todos, fue un placer ver tanto a camarógrafos profesionales, periodistas, presentadores y otros irse con una sonrisa.  Misión cumplida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *